Como atraer la buena suerte

 

Si lo que en realidad buscamos es saber como atraer la buena suerte, en lo primero que tenemos que enfocarnos es en nosotros mismos; nuestra mente es muy poderosa y todo el día estamos atrayendo las cosas que pensamos. Tenemos la llamada “mente subconsciente” que es la que determina los eventos que nos suceden a diario, es allí en donde ocurre la verdadera magia, y para lograrlo debemos hacerla nuestra propia aliada, una vez que logramos que los pensamientos negativos sean neutralizados, nuestra vida empezará a cambiar significativamente.

Piensa en positivo

Dirige tus pensamientos a las cosas qué quieres lograr, las que quieres en tu vida y no a las que temes, ve limpiando poco a poco, tu mente de ideas que impiden tu felicidad. Después, piensa cuál es tu pasión, qué es lo que realmente te gusta hacer, y conviértelo en  tu trabajo, veras que lo disfrutaras, y la buena suerte empezara a fluir naturalmente en tu vida.

Cuando quieres algo, lo primero es pensar que lo puedes obtener, que si es posible y que lo mereces;  dale forma en tu mente y siente que ya es tuyo, estos son los primeros pasos de la llamada Ley de la Atracción,  es un proceso mental que tiene que ser trabajado diariamente, y ten cuidado en las cosas malas en las que piensas con frecuencia, porque eso es lo que el universo te dará.

¿Quieres salud?

Tener salud
Tener salud

piensa que eres saludable, cada mañana frente al espejo, di soy muy saludable, cada día soy más fuerte, joven y vigoroso;  aunque no sea así, tu mente subconsciente le envía ese mensaje a tu cuerpo y este empezara a sentir los beneficios,  haz la prueba  pero siéntelo, decrétalo y acéptalo con firmeza para que veas los resultados.

¿Quieres dinero?

Tener dinero
Tener dinero

Pues haz lo mismo,  decreta la abundancia económica en tu vida, imagina que tienes dinero en todos tus bolsillos, piensa que te pagan mucho más en tu trabajo, que por donde vas y donde estés el dinero te persigue y que fluye abundantemente en tu vida;  nunca uses frases como: no alcanza, tengo poco, no poseo lo suficiente;  esa energía la envías al universo y en respuesta a eso te da lo que piensas y sientes;  así que ten cuidado con lo que dices, ya que las palabras son decretos y los pensamientos los confirman.

La importancia del entorno

Cuando logremos avanzar con este proceso, empezamos a trabajar en nuestro entorno, dejando de lado cosas que nos perturben, alejándonos de sitios y situaciones que influyan negativamente en nuestro estado de ánimo y aceptando a todas las personas con las que interactuamos tal como son,  no dejemos que esas trivialidades nos  desvíen de nuestro objetivo.

En todo este proceso, podemos ayudarnos con los amuletos, baños y oraciones,  que neutralizan energías de otras personas,  de sitios y ambientes cargados de cosas negativas, que nos pueden afectar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *